El Departamento de Casanare perdió 23.227 hectáreas de vegetación por incendios forestales.

El Capitán Harbey Ramírez, delegado Departamental de Bomberos, en el desarrollo del Consejo Ordinario Departamental de Gestión del Riesgo de  Desastres, entregó una cifra alarmante de las hectáreas (23227) de vegetación que fueron perdidas en Casanare, por los constantes incendios que se presentaron en la primera temporada seca en el Departamento.

Ramírez hizo un llamado a la comunidad a sensibilizarse sobre las pérdidas invaluables de fauna y flora que tuvo el Departamento, además lamentó también el daño ambiental en las reservas naturales y el Pie de Monte. Por ello invita a las comunidades a no realizar quemas de ninguna índole, pues no se sabe en qué momento se salen de control.

En el marco de la reunión se realizó un proceso continuo de trabajo, donde se pretende reunir a las autoridades regionales como la Gobernación de Casanare, Corporinoquia y la Alcaldía Municipal de Paz de Ariporo con el ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales), con el objetivo de buscar una solución definitiva  frente a la problemática de los chigüiros en los préstamos laterales de la vía Caño Chiquito – Centro Gaitán en Paz de Ariporo, donde cada temporada de sequía decenas de animales quedan en riesgo de muerte.

Por último, ante la llegada de la temporada invernal y el inicio de la Semana Santa, por parte de la Coordinación Departamental de Gestión del Riesgo se socializó la  circular No 017 y 020, herramientas  que facilitan  la toma de decisiones, la planificación y preparación desde los diferentes sectores y  municipios, ante estas dos épocas del año, que traen consigo peligros naturales y antrópicos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *