El norte de Casanare tiene positivos resultados por el convenio de adaptación al cambio climático.

En el norte de Casanare se desarrolló un proyecto de estrategias de adaptación al cambio climático con productores en las cuencas de los ríos Guachiría y Ariporo, liderado durante tres años, por Ecopetrol, las fundaciones Natura y Horizonte Verde, con apoyo del Grupo Ecológico Mastranto, donde se vieron resultados positivos en los municipios de Paz de Ariporo, Pore y Hato Corozal, en el departamento de Casanare, 2.782 millones de pesos fueron invertidos en el proyecto.

Dentro de los resultados positivos se resalta, La firma de 40 acuerdos de conservación, producción a 5 años, los cuales suman más de 18 mil hectáreas de tierra donde los productores se comprometieron al desarrollo de su actividad de una manera sostenible con los recursos agua, suelo y biodiversidad.

Se implementaron más de 15 estrategias de adaptación al cambio climático, las cuales fueron evaluadas e implementadas con los productores, se destacan:

  • La protección y aislamiento de 31 nacimientos de agua en piedemonte.
  • Acciones de restauración ecológica en más de 131 hectáreas.
  • Un acueducto veredal aislado y en proceso de restauración, lo cual beneficia a más de 150 familias, es decir más de 500 personas.
  • Fortalecimiento del sistema productivo a través de Bancos Mixtos de Forraje, los cuales a través de su ensilaje contribuyen al aporte nutricional del ganado en épocas de verano, mostrando además un aumento de 2 litros de leche por vaca por día; además han permitido la generación de excedentes económicos de hasta $4 millones por la venta de semillas.
  • Ahorro en la compra de verduras de hasta $3,5 millones al año por el establecimiento de huertas caseras diversificadas, generando además un beneficio en la seguridad alimentaria de las familias.
  • Beneficios en la salud de mujeres y niños con la construcción de estufas eficientes, que además contribuyen a disminuir el consumo de leña en 1 tonelada por familia por año.

Estos resultados son insumos para la región en la implementación del Plan Regional Integral de Cambio Climático – PRICCO. El proyecto busca apalancar nuevas acciones a través de las compensaciones ambientales, en donde las empresas obligadas a generar acciones compensatorias puedan contribuir a la conservación y restauración de los ecosistemas de Casanare.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *